17,16,15, 14

Se pasan las semanas y se acumulan las cosas. O quizás es al revés. Septiembre es un mes punta de vórtice en mi historia personal.

1 – THE PULL LIST. Que es la lista que te hacen en las comiquerías gringas, cuando eres casero, donde te reservan una copia de tus cómics mensuales, esos de 20 páginas que sigues serialmente. Me pasa con ellos que me olvido de sus tramas de mes a mes y termino releyéndolos una y otra vez. Así, si una serie tiene 25 números, el primer número lo leí 25 veces, el segundo 24, el tercero 23 y así. (Estoy seguro de que hay un concepto matemático que resume esto, pero no lo conozco). Mi pull list por estos días es:

Trees – del tío Warren y Jason Howard.
Injection – del mismo tío Warren y Declan Shelvey
Black Monday Murders – Jonathan Hickman con Tomm Cooker.
Mister Miracle – Tom King con Mitch Gerads
The Wild Storm – otra vez Warren Ellis, ahora con Jon Davis-Hunt
Paper Girls – BKV y Cliff Chiang
Cemetery Beach – Ellis y Jason Howard (de nuevo, porque es lo que hacen cuando Trees está en receso).

y claro, también Batman de Tom King con invitados, pero ese es el que leo y borro (algún día, cuando termine su pasada, leeré los 100 números de una. Una tarde. Sin teléfono). En noviembre espero el Green Lantern de Morrison.

2 – CREADORES. Se desprende de la lista anterior que no me importa lo que escriban sino quién lo escribe. Hay gentes que gustan de seguir las aventuras de tal o cuál personaje y así terminan leyendo cosas infumables o las editoriales terminan explotando esta debilidad y secuestrando a un público dispuesto a comprar cualquier cosa con Batman en la portada. A veces los personajes nos hacen más fácil el proceso de conocer a un nuevo escritor, pero la regla de hora sigue siendo esa: sigue los creadores y no a los personajes.

3 – NORM. Uso “creadores” y “escritores” como sinónimos porque si bien el cómic es un medio visual, me importa más lo que pasa que el estilo. No tengo la disposición para mirar una historieta sin preocuparme de lo que dice. Con algunas excepciones, como esas historias noventas ilustradas por Norm Breyfogle. Breyfogle fue, en mi adolescencia, el primer artista cuyo estilo pude reconocer, cuando empezaba en eso de leer cómics todo-el-rato-sin-parar-non-stop. Sus líneas dinámicas, sus capas intensas, el Batimóvil enérgico; todo en su trazo era único, diferente, especial y a la vez carente de soberbia. En los años del culto a la personalidad, de Todd McFarlane, Jim Lee y Rob Leifeld con sus contratos millonarios y sus cómics que se demoraban meses en salir, Breyfogle hacía la pega mes a mes y, a mi paladar y gusto, mejor. Después cambió de editorial e hizo otras cosas, y siempre me quedó el qué-fue-de… rondando. Me enteré que estaba ilustrando libros para niños y todo bien. Falleció este lunes a los 58 años. Ya no habrá más cómics ni libros para niños ilustrados por él. Le extrañaré y extrañaré por sobre todo el caudal de historias que ya no existirán.

batibreyfogle

Esas líneas…

4 – LA MÚSICA. Hoy por hoy, el Black Album de Jay-Z y Look into the Eyeball de David Byrne. De pura casualidad, los dos son de 2001.

5 – BOJACK. Sigue siendo buena, la última temporada me parece mejor que la anterior y si bien no hay novedades de renovación, se siente que la historia ha encontrado más espacio para crecer, sin los límites del arco del personaje principal, que de tanta desgracia nos estaba dejando sin opciones, como él mismo alude en ese capítulo que es un solo gran monólogo.

6 – 30 ROCK. Otra cosa consistentemente buena. Cada tanto intento ver todas las temporadas y si bien siempre termino abandonando, siempre me sorprende cómo la serie no afloja nunca. Todos esos años perdiendo en los Emmys contra The Office nos dejaron mimados y malacostumbrados a tener una serie que, sin grandes puntos altos, nunca defrauda.  RE:Creators – ver también The Unbreakable Kimmy Schmidt.

7 – LA CANCIÓN – David Byrne hace las canciones de cuna de mi mundo ideal. Sea Dream Operator con los Talking Heads o sea esta, del disco mencionado más arriba. Suave, compleja y sencilla a la vez. De esas que celebran el gusto de preguntar y de saber que la respuesta siempre estuvo ahí y que en realidad todo esto era solo un juego.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: