El Robot y La Máquina

La noche del domingo me desperté a eso de las tres de la mañana, expulsado de un sueño que no consigo recordar del todo. Me acuerdo que había una máquina y que el sueño era una especie de revelación: en esta máquina, que tenía forma de círculo celestial, estaban todas las personas que conozco. Cada persona ocupaba un círculo pequeño dentro del círculo mayor y cada uno de estos círculos pequeños se movían a un ritmo propio, mientras el círculo mayor avanzaba a su propio ritmo. La máquina de mi vida.

El otro día me llegó un link a esta visualización de datos que establece una correlación entre ciertos parámetros lingüísticos y un corpus de letras de canciones, todo para determinar que el pop de ahora es más tonto que el de antes. Pensé en todas las formas en las que el estudio se podría mejorar y en cómo me pasaría una vida entera estudiando algo así; pero también en cómo esa vida no es esta, la única que tengo. Dije, genuinamente: “Me gustaría crear un robot que pudiera dedicarse a eso”.

Porque sí, me gustaría crear autómatas que hicieran todas esas tareas que ya sé que no voy a hacer. Tendría a un robot modelando estudios estadísticos sobre las canciones pop, otro robot a cargo de construir esculturas con palitos de fósforos, otro robot para construir más robots.

Y uno para construir la máquina con la que soñé el domingo por la noche. Recursivamente, mi vida se habrá pasado en el construir la máquina que es en verdad mi vida.

Por eso la máquina era un círculo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: