Charles Mariano

A Charles Mariano lo invitamos a jugar una pichanga durante el segundo recreo, con pelota plástica rellena de hojas de cuaderno, sin árbitro, todo vale. Y Charles Mariano va, hace su rol perfecto, y anota el penal que le toca tirar.

A Charles Mariano lo ponemos en Brasil, frente a Brasil, en plena Copa del Mundo y con los intereses de doscientos millones de personas en su contra. Y Charles Mariano va, hace su rol perfecto,  anota el penal que le toca tirar.

Charles Mariano Aránguiz no es un héroe. Si bien con puntos altos, su carrera está más marcada por la regularidad que otra cosa. Es propio de la posición en que juega, pero también es una condición de excepción en cualquier ámbito de la vida en el lindo país esquina. Pasan los años y termino apreciando menos a los héroes, con sus despliegues y desplantes, y más a los profesionales, a los que ejecutan su oficio sin tanta pompa, pero con precisión y regularidad. Esos en los que uno puede confiar.

 

Hoy, dos por cero abajo en la tanda de penales, el locutor anunció que Aránguiz tomaba la pelota. Y por primera vez en 120+ minutos no tuve nervios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: