Breves – Edición del 18 de Mayo de 2014

Semanas ocupadas que se acaban de desocupar un poco. Hoy terminé la primera revisión/reescritura del primer volumen de Crononautas (¿Qué eso de “primer volumen”? ¿Ahhh?) y solo me queda mandárselo a la editora responsable a cargo (Catalina, si estás leyendo esto, sonríe). Para no perder ni el ritmo ni los personajes (y para descubrir algunas cosas sobre elllos) empecé el volumen dos. Y otras cosas más. Pero menos de mi y más del resto del mundo.

FREAKS AND GEEKS (1999).

Era el fin de siglo y era Judd Apatow y era un puñado de actores infantiles/adolescentes medio desconocidos. Era una serie de episodios de 45 minutos sobre un high school gringo. Y era buena. Tremendamente buena. Apatow y compañía pasan por todos los lugares comunes de una serie sobre el proceso de crecer siendo un freak (o un geek) y se las ingenian para hacerlo con tal sinceridad, tacto y profundidad que es un gusto sentarse a mirar y predecir lo que va a pasar en cada capítulo y, aún acertando siempre, disfrutar tanto de la ejecución de cada capítulo. Ambientada en 1980, la comedia funciona bien, pero mejor funciona el drama y los arcos argumentales de sus personajes. El formato largo le permite a la serie explorar su elenco numeroso y pasar mucho tiempo desarrollando distintos aspectos de sus personalidades, con una voz clara y honesta. Hoy vuelta serie de culto, Freaks and Geeks tiene esa calidad de autor de las mejores series gringas. Esas que suelen terminar canceladas, como le pasó a ésta después de 18 capítulos.

Mención aparte para Linda Cardellini, que se lleva el rol protagónico como si fuera lo más sencillo de la tierra; para el joven James Franco, al que no le encontraba ninguna gracia (salvo su condición de hijo ficticio de Williem Dafoe) hasta verlo brillar acá con su eterna sonrisa; y para el mejor de todos, el joven Sammy Levine, que tiene los mejores momentos cómicos y, hoy por hoy, aparece en el Kevin Pollak’s Chat Show, podcast/webcast favorito de Yours Truly.

ONLY LOVERS LEFT ALIVE (2013).

Jim Jarmusch hace una de vampiros. Say no more.

SAFETY NOT GUARANTEED (2012).

Un aviso clasificado en un diario de Seattle busca compañero para viajar en el tiempo. No es una broma. Un periodista aburrido y sus dos asistentes universitarios van a investigar la noticia, en un pequeño pueblo de la costa de Washington. El periodista en verdad va para ver si consigue volver a acostarse con una muchacha que conoció en ese pueblo hace 20 años. Porque está en ese punto de su vida. Pero el peso de la investigación y la aventura se la lleva una de sus asistentes, protagonizada por Aubrey Plaza. Es una peli livianita, que no aspira a tocar fibras muy sensibles, pero por lo mismo se mueve con una sutileza libre de dramones que termina siendo refrescante. Aparecen Jeff Garlin (favor repasar los 26 episodios de By the way, in conversation with Jeff Garlin, el podcast/chat show, que también es favorito de Yours Truly) y Mary Lynn Rajskub (a quien siempre voy a querer ver diciendo “Hey, everybody it’s Bob and David!”) en roles de esos pequeños, pero que dan tanta sustancia, animando una película que no exige mucho de su espectador, pero que cumple con entretener y doooondeee….

¡AUBREY PLAZA NACIÓ PARA HACER DE KATE BISHOP!! Momento nerd del día: Aubrey Plaza se parece tanto, en estilo y actitud, a Kate Bishop, que es imposible no ver esta película como una suerte de precuela a sus aventuras como Hawkeye. Hawkeye, por Matt Fractión, David Ajá, Annie Wu, et al., cada mes en su quiosco, whenever good comics are sold!

Lo pasé bien con Safety Not Guaranteed, sin embargo, lo pasé mejor con:

ONLY LOVER’S LEFT ALIVE (2013).

Ok, ahora sí. Jim Jarmusch hace una de vampiros. Y es la película que todos los vampiros del mundo estaban esperando. Por fin, entre el horror barato y la narración ultraconservadora adolescente con pieles brillantes, una historia que les devuelve la dignidad y el sentido de romanticismo a las criaturas de la noche. Cuando tus vampiros son Tilda Swinton, Tom Hiddleston y John Hurt, está claro que la distinción y dignidad está más o menos asegurada. Jarmusch cuenta una historia de desolación, de adaptación a los tiempos, de romance y, por sobre todo, de responsabilidad y consecuencias. Una de mis quejas más comunes contra el cine de Hollywood hoy es que está lleno de personajes de 30-40 años que se portan como veinteañeros y tienen la sensibilidad emocional de adolescentes; pero aquí Jarmusch nos da personajes que se portan como adultos. Aunque les haya tomado 800 o 400 años.

Hay giros interesantes sobre la mitología del vampiro y sus poderes, hay referencias literarias por montón; hay una relación intensa (como en toda película de Jarmusch) con la música; y hay dos ciudades que hacen de eje de transferencia para la historia: una ciudad en ruinas (Detroit) y una ciudad donde el tiempo se ha resistido a pasar (Tangiers).  El mandato para el departamento de diseño parecer haber sido “esta es la audición de Jarmusch para dirigir la peli de Sandman”, pero esto le sienta perfecto a la instrospección byroniana del personaje de Hiddleston.

Only Lovers Left Alive es una tremenda película. La voz de su autor prima y se impone al género con tal carisma que el género mismo termina revitalizado y agradecido. Es insano pedirle a una película de un director más bien independiente que restituya todo el daño que horas de sagas adolescentes le pueden haber hecho a los vampiros como tal, pero al menos es un buen recordatorio de como las criaturas con habilidades sobrehumanas son un vehículo para mirar a la humanidad misma con más profundidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: