Dos años después

Lo había medioconversado con Jo, la idea esta del dominio puntocom. Faltaban dos años para que me diera, por un par de semanas, la fiebre de intentar rematar cada frase con puntocom, pero tenía la idea de cambiar el viejo blog en blogger por este espacio, menos humilde, pero más amplio y con algunas limitantes menos. Entonces, un 29 de Febrero salí a tomar con Juan Manuel, y si bien no tomamos tanto, tomé lo suficiente para poder decir “¿y qué tal sí?”. Seis clicks y un par de números de tarjeta después tenía el dominio y todo.

La que pasó fue la semana de los recordatorios. De los administradores del domino, de la gente de wordpress, si acaso quiere seguir en esto, si acaso no quiere el pack premium, e te ce, e te ce. Y con cada recordatorio vino el suspenso, las ganas de dejar el sitio colgando en el aire, de cerrar este humilde espacio, o la crueldad de verlo agonizar. La fantasía del término definitivo. El viernes era el día señalado. El miércoles tarareaba con los Clash forty eight hours need forty eight! Pero el jueves ya estaba todo dicho y aquí estamos. Dos años después.

El viernes hablé con Jo, después de un poquito menos de dos años. El viernes tenía un evento en casa de la polola de Juan Manuel y pensé que quizás sería bonito ir, emborracharnos un poco y volver a casa a escribir estas líneas. El universo se sentía un lugar más sincronizado y coordinado el viernes en la noche.

Me quedé en casa, dejando pasar la sincronía. También porque me he declarado viejo para algunas cosas. O he bajado ciertos interruptores. Los años te permiten hacer cosas así, y volver a los hábitos que tenía a los quince, sin la depresión eso sí.

Dosañosdespués.com Funciona ¿ve?

BREVES

El capítulo 6 de True Detective debe haber sido el mejor de todos en términos narrativos. Una joyita bien aceitada donde cada parte conectaba con otra, y algunas incluso hicieron quedar bien a secciones que estaban un poco en el aire anteriormente (cfr. el retorno de Lili Simmons como Beth). Como todo en esta vida obedece a un balance homeostático como el de un reloj de arena, es quizás el capítulo que menos brilla por su fotografía, pero qué importa.

Puedo ser el último en llegar a esta fiesta pero Welcome to Night Vale es el podcast perfecto. Narrado en el formato de una radio comunal de un pueblo perdido en el desierto estadounidense (asumimos), Night Vale va contando una historia propia del mejor gótico americano, mezclando terror y ocultismo con humor en partes perfectamente delineadas. Joseph Fink y Jeffrey Cranor urden una narración que va envolviendo lentamente, avanzando etéreamente entre personajes que van y vienen y que parecen que hubieran estado ahí siempre. Para deleitarse escuchando y paladear analíticamente, sus formas narrativas y sus estructuras son una exquisitez. Suscríbase gratis con iTunes o escúchelo en los innumerables formatos disponibles en el link aquél.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: