Ojo al Piojo: True Detective

¡He resucitado!

Cuando éramos adolescentes, mi vecino del cuarto piso y yo, con la aparición de algunos otros amigos/invitados especiales, hacíamos una suerte de improradioteatro en el living de mi casa. Mis personajes favoritos siempre eran los que las hacían de comic relief en base a una sola línea. Mi más favorito era uno, sin nombre, cuya sola línea, constantemente, era “¡He resucitado!”. Y eso fue lo que pasó este fin de semana. O al menos se me pasó la fiebre, me dejó de molestar la garganta, los mocos hicieron abandono de funciones, y no he salido de la casa en estos cinco días, salvo para ir al supermercado, o a ver a la U con amigos, o la vez que bajé esperanzado de que el cartero me trajera algo y me encontré palmo a palmo con los estudiosos de Jehová haciéndome preguntas del tipo “¿No ha pensado usted por qué la gente siempre dice que no tiene tiempo?”. Oh, señor Testigo, si tan solo usted supiera.

De las cosas buenas que hice durante mi estadía en los confines del box spring estuvo leer “El Fondo” novela de Daniel González Bertolino que es bien grata y amable, y empezar con “El Karma de Vivir al Norte”, la serie de crónicas que hace Carlos Velázquez sobre la vida en el Torreón sitiado por los narcos. Poseído y poltergeisterado, diría él, sin duda. Ahí, dentro de los múltiples posmoparalelos que va tirando para generarnos una idea de cómo vivió esos años de fuegos cruzados, secuestros, sicariatos y máxima inseguridad, Velázquez va varias veces a beber del pozo de Breaking Bad y The Wire. Y yo que sigo con las cinco temporadas y los extras de The Wire en el disco duro y que no las he visto.

Me despercudí y empecé a verlas y me tomó un capítulo y medio darle la razón a toda esa gente que habla maravillas de la serie. Bastaron tres o cuatro cruces argumentales bien seguidos para dejarme clarito el calibre de la serie con la que estoy lidiando. Bien por mí y por mis próximos…varios meses, espero.

Keep your eye on the sparrow:   True Detective

En nuestra sección “Keep your eye on the sparrow” u “Ojo al piojo”: True detective. Desde hace un mes HBO está dando esta serie que sigue la historia de Woody Harrelson y Matthew McConaughey como un par de detectives tras la pista de un asesino en serie en Louisiana a principios de los 90s. La trama se enmarca en el inminente e improbable retorno del asesino en la actualidad y en el seguimiento que hace la policía local del caso, mediante entrevistas a los dos detectives. En poco espacio, la serie intenta abarcar mucho y hasta el momento le está saliendo estupendo. Ayuda tener un escritor y, especialmente, una sola directora. True Detective va a funcionar como una antología, por lo que esta temporada debiera hacerse cargo de este caso con estos personajes, dándole así la libertad de poder hacer con ellos lo que quiera. Todo puede pasar y hasta el momento no hay límites muy definidos en torno a la acción o los personajes. Al ir saltando entre el pasado y el presente, la narración tiene el tipo de terreno preciso para sembrar todo tipo de giros sorpresas. Cruzo los dedos para que no abuse de estos, porque lo que lleva es bien bueno. Puntos extra y estrellitas felices para el departamento de maquillaje; como así también para Adam Arkapaw, que dirige la fotografía.

Todo esto sin entrar siquiera a mencionar la presencia en pantalla de Harrelson y McConaughey. De Woody Harrelson hace años teníamos claro que era un pedazo de actor, medio condenado a papeles malos y a que siempre le sacáramos en cara que los blancos no saben saltar, pero hey, The People vs Larry Flint? Ahora bien, lo de McConaughey, que en dos películas pasó de galán de romcom a señor actor, es aun más  impresionante. Como el viejo o como el joven Rust Cohle, McConaughey deslumbra en cada una de sus escenas. Parece que, a sus 44 años, el muchacho que planeaba bodas y que podía ser perdido en 10 días, está a un par de papeles buenos de consolidarse como uno de los grandes. Esperemos que le llegue el guión adecuado. Esta primera temporada de True Detective es una buena muestra de dónde están sus fortalezas, y siento que McConaughey se la podría perfectamente con un equivalente-no-remake-por-favor de Cape Fear. Un Max Cady para el siglo XXI. Hurray, hurrah.

Mientras tanto, usted vea True Detective. Hoy es el cuarto episodio y quedan cuatro más.

(NOTICIA EN DESARROLLO.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: