3 películas en 2 días.

A Matter of Life and Death (1946)

 

 

LIFEDEATHcrowd

El público, expectante de resolución.

Quiénes: David Niven (protagónico) Powell-Pressburguer (Escritores/Directores/Productores).

Cómo llegué a ella: Hace como un año Matt Fraction empezó a rayar la papa con esta peli. La bajé altiro, la intenté ver una vez y me quedé dormido. Ahora la vi entera.

Premisa: En medio de la II Guerra, David Niven se salva de un accidente cuando su bombardero cae al mar. Se salva por un error clerical en el registro de vivos y muertos, y las autoridades de la ultratumba vienen a buscarlo. El joven Niven argumenta que, por culpa de este error, se ha enamorado y por ende apela a l

a Corte Celestial para que le den unos años más de vida.

Resultado: Una peli de la bocha, que pasa del technicolor al blanco y negro, y de la comedia al drama filosófico de escena a escena como si nada. En un minuto estamos con Niven en una sala operatoria, y al minuto siguiente estamos en una escalera gigante, que conecta el mundo de los mortales con la vida eterna. Por momentos la película se vuelve una súperobra de teatro, colgándose más de esos códigos actorales, y por momentos quiebra cualquier código, con la cuarta pared incluida. Hacia el final, la película entra en un riff E.E.U.U. vs Inglaterra/las libertades del hombre vs el funcionamiento del sistema. Harta prédica, pero también hartos giros. Un gusto.

Veredicto: Eso. Un gusto.

LIFEDEATHstairs

Tensión y expectación al pie de la escalera (al cielo).

Less than Zero (1987)

 

 

LDZconsejo

Si estás triste por la vida y te vas a los roqueríos, que te consuele Andrew McCarthy es suficiente fundamento como para arrojarte al vacío.

 

Quiénes: Andrew McCarthy (ouch), Jami Gertz (nota aparte), Robert Downey Jr. (debutando, casi), James Spader (uf!)

Cómo llegué a ella: Hace una  dos semanas en el Harmontown respectivo, Dan Harmon dejó escapar el símil ” es como el personaje de Robert Downey Jr. en Less than Zero”. Alarma de referencia encendida, leí y bajé.

Premisa: Andrew McCarthy, eterno niño bueno de los 80s, vuelve a casa para Navidad y descubre que su ex (Gertz) y su amigui (Downey) están hundidos, él más que ella, en la coca, el cristal y las deudas. En particular, Downey está metido en 50k de deudas con su dealer, un Jame

s Spader que de aparecer más habría salvado la peli.

Resultado: Predecible en su ochentosidad, la peli recorre los lugares comunes de la época con un poco menos ingenuidad que la típica película del Brat Pack. Jami Gertz no actua mucho pero “mijita” y “rica” nunca tuvieron mejor conjunción. Ciertamente que con el material original y mejores actores principales, la película podría haber sido un tremendo noir. Pero Andrew McCarthy lo arruina todo y para todo lo rica que es, Gertz no tiene ni la naivete ni la resolución de una femme fatale. La misma película, cuarenta años atrás (cfr. Gilda) habría tenido actores que le hubieran dado mejor destino. Con la excepción de Downey Jr. y Spader, que se merecen un mejor guión, y que están tremendos.

Veredicto: Perlas de actuación por aquí y por allá, eye-candy, ah, y un soundtrack Bien Bueno (ojo con Roy Orbison cantando en los créditos finales), hacen que no sea una total pérdida de tiempo.

LDZGertz

Fashion tip: Todas las penas de amor se le pasan a Jami Gertz en cuanto se alisa el pelo (!!!)

James Spader no tiene ni que abrir los ojos para dominar la escena.

James Spader no tiene ni que abrir los ojos para dominar la escena.

Iron-Man 3 (2013)

Más de esto, y menos de lo otro.

Más de esto (en los créditos), y menos de todo lo demás, por favor.

Quiénes: Downey Jr (26 años después!), Gwyneth Paltrow (zonzita, como de costumbre), Guy Pearce (qué fue de?), Ben Kingsley, Don Cheadle (fuckyeah), y MIGUEL FERRER COMO EL VICECPRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS.

Cómo llegué a ella: No estuve en coma durante 2013.

Premisa: ¡Iron Man! ¡Vuelve! ¡Y se enfrenta a su archi-enemigo el Mandarín!! ¿O no?

Resultado: Ay. Lo mejor de estas películas está en su protagonista y en Iron Man 3 pasamos bien poco tiempo con él, pese a que no deja de estar en pantalla. El gambito Mandarín-Extremis es interesante, pero ninguno de los dos personajes nos llega a interesar lo suficiente como para que la revelación pegue fuerte. En efecto, Kingsley con poquito minutos de pantalla hace más que Pearce en harto rato. No es una tercera parte con dos villanos, que es donde mueren todas las pelis de superhéroes, pero es con un villano y medio; y por eso la película no es un fracaso, pero tampoco logra entretener mucho. Don Cheadle está mejor que Robert Downey, y quizás una película de War Machine habría sido más entretenida que esta, con los mismos ingredientes.

Nota nerd: Extremis es un concepto complejo e interesante y con hartas repercusiones, desde que Warren Ellis lo introdujera a la serie por allá por 2005 (Iron Man vol.4 #1-6), acá llega medio diluido. El giro del Mandrarín mediático también era bueno, pero también se diluye entre tanta cosa.

Veredicto: Meh. Mejor quedarse en la segunda Iron Man. O ver sólo la secuencia de créditos finales, que está taquillera e intenta establecer la reputación de Tony Stark como una especie de James Bond estadounidense para nuestros tiempos. Si tan solo la película se guiase por ese concepto, todo sería mejor.

Ni con armadura e infectada por un virus tecno-orgánico a Gwyneth le crece carácter.

Ni con armadura e infectada por un virus tecno-orgánico a Gwyneth le crece carácter.

IRONcheadle

Don Cheadle la lleva.
En todo caso, en una película con tanta armadura y tecnología, muchísimas escenas se resuelven con pistola. Hmmmm.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: