Volviendo a Volver al Futuro (Parte Uno)

El otro día, a la hora de almuerzo, deslicé un comentario sobre las paradojas temporales, las que nos terminaron llevando a Volver al Futuro y cómo diablos es que pueden funcionar las paradojas temporales y las líneas del tiempo y si acaso el doctor Emmett Brown al principio de la primera película sabe todo lo que va a pasar en el resto de la saga…lo que naturalmente me llevo a repetirme el plato…esto fue lo que saqué en limpio.

I. EL COMIENZO – De las treinta y siete veces que he visto Volver al Futuro, treinta y cinco tienen que haber sido en el cable, por lo que he visto muchas de sus secuencia, pero el comienzo lo debo haber visto dos o tres veces. Y qué comienzo que es. Revisitándolo, la cantidad de información comprimida en los primeros 5 y 20 minutos (la presentación del personaje principal y la primera aparición del Doc Brown) es impresionante. Todo lo que uno necesita saber está ahí, si bien muchas veces es apenas como una pista subliminal. Muy bien pensada y planeada, hasta en los más pequeños detalles.

Menos de un minuto de película y ya tenemos estas señas.

Menos de un minuto de película y ya tenemos estas señas.

II. LA JORNADA DEL HÉROE – Campbellianamente, Marty McFly empieza la película con la necesidad de dar un paso en su vida y termina dándolo. Más Campbellianamente aún, para dar ese paso vuelve a su situación inicial habiendo cambiado. De paso, George McFly hace lo propio, y el Doc Brown se vuelve una persona más humana y cariñosa (a menos que el Doc siempre lo haya sabido todo). Los pasos del encuentro con la diosa y la reconciliación con el padre están casi literalmente en pantalla. Y la peli, gracias a eso, funciona como reloj.

Apoteosis, 1955 style.

Apoteosis, 1955 style.

III. EL DESARROLLO EMOCIONAL – Debido en parte a lo anterior, los personajes en Volver al Futuro son queribles, o al menos uno puede empatizar con ellos. Marty tiene un accidente y en medio de este, casualmente cambia su futuro y debe enmendar su error. George es oprimido por el más estúpido de los bullies; y si bien al principio se niega a enfrentarlo, tiene su propio momento de apoteósis y logra vencerlo y cambiar su propio destino. La empatización con los personajes es tal que, si bien había visto la película treinta y siete veces, igual nomás me dieron nervios por Marty en la secuencia en que huye en patineta de Biff y su panda.

Clásico de clásicos: Ahorre tiempo usando estereotipos en la justa medida.

Clásico de clásicos: Ahorre tiempo usando estereotipos en la justa medida.

IV. PARADOJAS TEMPORALES – ¿Sabe el Doc Brown al principio de la película lo que va a pasar? O mejor dicho ¿Lleva ya puesto su chaleco antibalas? Si creemos que los primeros 25 mins. de película ocurren antes de cualquier cambio en la historia, está claro que no. Mal que mal, conocemos a la familia de Marty en su estado original; pero al Doc Brown no lo vemos nunca. Se escucha su voz y solo aparece, ligeramente distante y más frío de lo que llegaremos a conocerlo después, alrededor del minuto 20, para ser acribillado al rato por los libios menos libios de la Tierra. Quizás ese Emmett Brown ya tenía puesto el traje, ya sabía qué iba a pasar y durante todos estos años, para no interferir con el continuo espacio-tiempo había actuado como si no supiera nada. Revisándola, la película está filmada para dejar esa ambigüedad (la escena de su “muerte” está vista desde lejos y con obstáculos en el camino), dejándole al espectador neurótico, como yours truly, la decisión de qué tipo de paradoja temporal elegir.

Hey, Doc. No se te ve sangre en níngún momento...

Hey, Doc. No se te ve sangre en níngún momento…

V. de VEREDICTO – Volver al Futuro es una buena película: sencilla, con personajes queribles, dilemas clásicos y sin mayores pretensiones. Entretiene, genera suspenso y, casi 30 años después, se para por si sola, sin pedirle permiso a nadie. Y esos primeros 20 minutos son un ejemplo de cómo presentar una situación inicial relativamente compleja de una manera simple, compacta y entretenida.

Y como pocas películas hasta entonces, esta se acabrona con su segunda parte inminente.

Y como pocas películas hasta entonces, esta se acabrona con la inminencia de su segunda parte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: