Por estos días mi trabajo de (medio)día involucra estar a cargo de un grupo de diez adultos que revisa unas pruebas. Este grupo es bastante heterogéneo en sus edades, y hay unas niñas de 26, unos niños de 22, y unas niñas de 60 y tantos. Naturalmente, como suele suceder en este tipo de trabajos, los más jóvenes le toman la mano más rápido a las técnicas propias del oficio y se desempeñana mejor: hacen menos preguntas, hay que guiarlos menos. Son, también, más silenciosos y dados a escuchar cuando piden ayuda y agradecer cuando la reciben. Los mayores, todo lo contrario.

Me pasó el viernes pasado que, tras una semana y media de levantarme temprano habiendo dormido poco, de escuchar preguntas a cosas que habían sido explicadas mil veces y de recibir opiniones con la prepotencia opinionada de quien tiene casi cuarenta años más que tú en esta Tierra, que me encontré contando hasta 10, sabiendo que iba a pasar en medio segundo de la afabilidad al Pato Donald. En eso, me di vuelta y escuché un tono cantadito, ese que llega a sonar irónico, como de un comercial de lavaloza:

-LeeEEeoooooo

Y conté hasta diez, giré sobre mis talones y antes de dar el primer paso hacia la veterana que me iba a preguntar algo igual a lo que me había preguntado cinco veces en las últimas dos horas, la ví, la miré, echada sobre la mesa, cansada del trabajo monótono, haciéndome un gesto con la mano que parecía más un socorro que cualquier otra cosa. En la fracción de segundo que toma dar esos dos pasos hacia su escritorio se me resquebrajó un poco el corazón y pensé en sus años, en lo difícil que le debe ser encontrar trabajo a estas alturas de la vida…y pensé, de la nada, que en 10 años más no era improbable que la señora estuviera muerta; y decidí que yo no iba a ser el conchesumadre que la iba a tratar mal en su última pega; que nadie, nadie-nadie se merece llegar a la casa con un mal rato por la estupidez o los regaños, merecidos o no, que les da el idiota de su supervisor; y que, en general, ya está bueno que nos empecemos a llevar mejor todos con todos.

O sea: Help the aged.

Hoy en la mañana me llegó correo de mi padrino para contarme que Aníbal, su suegro, falleció en la madrugada. Aníbal andaba de vacaciones por allá por la costa Atlántica y todo estaba de lo mejor, se fue a dormir y no despertó. Aníbal era el mejor anfitrión que he conocido en mi vida. Era tan buen anfitrión que la vez que vino a Chile se las ingenió para internar todo tipo de delicias para el asado transandino y así, de alguna forma, ser anfitrión hasta de visita. En cuanto tuve un break en la mañana llamé a Valeria, su hija, y la esposa de mi padrino, para darle mis condolencias. Le duró la voz entera para el saludo nomás, ni bien le dije que la llamaba porque sabía la noticia se puso a llorar y a decirme que Aníbal nos quería tanto que le encantaba tanto que fuéramos para allá… y yo apenas le pude replicar con mi mejor recuerdo de él:

Cuando fui por primera vez solo a Baires, el 98, a ver a Neil Gaiman y a hacer algo en medio de mi año más depresivo, jugaba Boca en cancha de San Lorenzo. Había entradas sólo para socios y así, de la nada, sin que yo lo pidiera ni preguntara ni nada, Aníbal se ofreció para darme su entrada y yo fui a la cancha con los dos hermanos de Valeria. Ganó Boca 3-1 con goles de Palermo, en el que iba a ser el primer torneo del Virrey Bianchi. “¿Cómo ibas a venir acá y no ver a Boca?” Me dijo Aníbal al llegar a su casa, donde nos esperaban la pizza, las picadas y la sesión del domingo frente al televisor viendo Fútbol de Primera.

Al final, esas son las cosas que quedan. Los gestos, las gratuidades. El hacer algo por alguien más. El sopesar los enojos versus las cosas que importan realmente y trabajar por estas últimas. Y entregar alegrías que superan el ego.

Siempre es un buen día para abrazar a los viejos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: