It’s after the end of the world (don’t you know that yet???).

La primera vez que escuché hablar del Apocalipsis Maya fue el 2007, en una clase de historia. Un compañero, dado al heavy-metal, la marihuana y los callejones oscuros de la contracultura lo mencionó en clases y nuestro profesor, el chico Lizana, lo desestimó con un gesto que me pareció digno de tomar nota:

“Sí, pero ¿qué es el mundo de una cultura? A lo mejor todo lo que pasa el 2012 es que hay un gran cataclismo en CentroAmérica y se acaba Honduras, pero eso no es el fin del mundo”.

Cosa que me pareció increíblemente sensata en tanto niveles, pero por sobretodo por no pegarle un portazo al Apocalipsis sino invitarlo a pasar cerrando la puerta suavemente. Estas cosas hay que tratarlas con respeto.

Después vino Grant Morrison, desde los callejones un poco más producidos y glamorosos de la contracultura y situó el final de sus Invisibles en el día mismo del cambio de paradigma, el comienzo de una nueva era, más real, menos mediada. El fin de la Matrix, solo que unos cuantos años antes que Matrix. Y todo estaba bien. Para cuando terminó la serie, recién se había acabado la manía por el 2000, el apocalipsis marca chancho. Era hora de que los medios y la cultura pop se hicieran cargo de nuestra última cita con el fin del mundo. . .

Aunque entremedio el mundo mismo se hizo cargo de ponernos de ánimo para la fiesta del fin. Vino el once de septiembre del 2001 y vinieron las invasiones estadounidensese sobre suelo soberano, y vinieron las matanzas en Oslo, el ataque de los reality shows, la era Capitano, y en general un zeitgeist parecido a esos VHSs de Las Caras de la Muerte que no podían faltar en el videoclub de balneario…el mundo siguió siendo el mismo, pero su representación y la difusión de esta hizo que las cosas cambiaran. Nuestra visión de mundo como una superstición cobarde, la cultura del miedo. Las caras de la muerte.

En medio de esto, 2012 asumió el manto del apocalipsis pop. Los que profesaban su culto desde hace años se cuestionaron su valor irónicamente, quedando a mitad de camino entre el mainstream y el hipsterismo. Hubo una película, surgió la pseudociencia, conocimos a la princesa japonesa, y un largo etcétera.

Después no pasó nada.

No pasó nada y nada puede entusiasmarme más. Se nos acabaron las citas con el fin del mundo, los niños que nazcan ahora tienen el camino libre, alejado de la imaginería de la muerte por calendario. Siempre tendremos la bomba, la invasión extraterrestre, el virus diseñado para zombificarnos  y similares, pero ahora la cosa se trata de mirar hacia adelante. Como The Walking Dead, que la rompe como cómic y como serie de TV explorando la supervivencia, el día después. Ni la noche ni el amanecer de los zombies: convivir con los zombies, porque eso es lo que estamos teniendo que aprender a pasos agigantados y a un ritmo exponencial – convivir con nuestras personas, nuestros egos que ya tienen algo de cyborg, nuestras personalidad con injertos de silicona en una pantalla de cristal líquido diciendo: “Pasándolo bacán en la despedida de mi amigo”.

Y si bien no estamos para cambios en la polaridad magnética ni saltos cualitativos hacia la iluminación, al menos sí, creo, es el momento de darle la vuelta a los conteos. No más doomsday clocks, no más (lo siento) The Final Countdown. Es ese momento para construir y sumar, contar del 1 al infinito y no del 10 al 0. Por allá por 1972 más menos, Sun Ra grabó una película conceptual intitulada “Space is the place”, en la que el jazzista viaja primero a un planeta desconocido y luego vuelve al nuestro, pero en el pasado, usando la música como medio de transporte, juega a las cartas para decidir el destino de la raza negra y pasan otras cosas del corte (si se quiere arriesgar, acá está la película entera), y claro, la película comienza con un montaje introductorio a este nuevo planeta mientras de fondo  la Intergacactic Research Arkestra canta “It’s after the end of the world” seguido de un coro susurrando una y otra vez “Don’t you know that yet?”

Y esa es la pregunta del día, ciudadanos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: