Soltando la mano

Hoy, contraintuitivamente, trabajé largo rato en el guión escribiendo textos sueltos, pequeñas piezas bien enfocadas y destinadas a ser engranajes dentro del trabajo de relojería que supone la película. Francamente, son piezas en una primera fase, recién forjadas. Después se las llevo al director, quien dirá cómo usarlas, si es que las usamos, y me dará los apuntes para darles nueva forma. Lo contraituivo de todo esto es que siempre escribo una pequeña pieza que no se relaciona del todo con lo que tengo que hacer, una tira de prueba solamente para soltar la mano. Ahora la escribí al final, cuando ya era tarde en la noche y mis neuronas se golpeaban unas contra otras con la esperanza de sacar algún chispazo. La escribí a mano y me gustó, tanto que la pasé en limpio de inmediato. Aquí os va. Tiene momentos horriblemente chulos, y momentos que me gustan mucho y no los cambiaría por nada. Lo que más me gusta, eso sí, es que es sincera, como lo son las cosas a las tres de la mañana.

¿Las tres palabras? Sería revelar mucho a esta altura del proyecto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: