Semanalmente

La semana pasada escribí un post que se llamaba “Las pausas en el tiempo” (o algo así) y WordPress se lo comió, tras lo cual, en una ataque de furor blogero de madrugada escribí un post que se llamaba “[Sucedáneo]” y que narraba lo mismo sólo que en estilo indirecto. WordPress se lo comió también, tras lo cual decidí que a veces, simplemente, hay que dormir. Siete veces intentaron los misioneros cristiaron hacer que la Biblia llegara al Tibet y siete veces los demoró una tormeta, alud o calamidad. La porfía es una cosa seria y mientras más viejo me pongo, menos porfiado quiero ser.

Otra cosa que quiero ser menos es cínico. Siento que el estado de los tiempos es una permanente debate entre el cinismo absoluto y la ingenuidad más estúpida. Trato, por ende, de hacer el delicado malabarismo entre las dos. Cuesta cuestionar, tratar de ser inteligente, y además tener las emociones a flor de piel. Pero se puede y los mejores momentos de mi vida han sido aquellos.

Dentro de las cosas ingenuas y sinceras de la vida, la que tengo más cercana son los cómics de superhéroes. Sin pretensiones, o a pesar de ellas, se alzan como un género donde lo único que importa es el mensaje más básico: Siempre se puede, Siempre hay un camino. Lo que es una verdad muy grande, que como adultos olvidamos convenientemente, pues es además una verdad muy dolorosa. Crecer es transar.

Dentro de las cosas que se comió WordPress la semana pasada estaba el comentario sobre el final de la pasada de Fraction y Larroca por Invincible Iron-Man, fueron cuatro años entretenidos, a veces demasiado lentos, pero pasaron varias cosas, en el cómic y en mi vida, en esos cuatro años. Hace cuatro años, por ejemplo, caminábamos con Katty de vuelta de un día domingo delicioso. Habíamos votado en nuestras respectivas circunscripciones y vivíamos aún en nuestro departamento más feliz. Salimos a la calle, una noche de domingo, con ganas de un helado para paliar el calor del día, y nos encontramos con la horda de señoras que celebraba la victoria de Sabat en las municipales.

Anoche perdió Sabat, después de 18 años. Perdió por 92 votos y cuando la cosa es así de reñida, votar se siente más delicioso. Mentira, el gusto de votar rara vez está en el resultado. Está mucho más en el gesto comunitario de levantarse y partir en pos de un local armado para la ocasión y en la pantomima de la democracia representativa. Qué bueno que ya no esté Sabat: en un mundo donde las elecciones políticas se diluyen por vetustas y distantes, sí que es bueno que ciertos personajes, más propios de la tragedia jacobina o, incluso, de la Comedia de’ll Arte.

Hay una tormenta tremenda en la costa Este de los Estados, donde tengo muchos amigos y acá hay una luna llena impresionante. Todo esto me parece salido de un capítulo de A Game of You. Y claro, se me aparece Dylan cantando “Shelter from the storm”. . .

MUSICALESEarly Takes vol. 1 de George Harrison es una de esas cosas que hacen que uno agradezca la separación de los Beatles. Sencillo e íntimo, el disco es básicamente el bueno de George grabando sus primeras canciones como solista en la tranquilidad de su estudio. Suena increíble, e increíblemente actual, dándole paliza en el género balada y canción romántica a cualquier disco que haya salido en los últimos cinco años, por lo bajo.

Otras cosas que tienen harta rotación por acá son Get Lifted y Once Again, de John Legend; Living Legend de Baby Huey y Commercial de Los Amigos Invisibles. Cada uno de estos esconde una historia y dicha historia le será revelada en su momento, querido lector.

TELEVISIVAS – Me lancé a ver Mad Men, y estoy ahí, a mitad del salto. No cabe duda de que es una serie de gran factura y buena producción (voy en el capítulo 5 de la primera temporada), pero el urdido me parece un poco muy lento. El storyline macro se da vueltas como araña sobre su red, dando un retoque por aquí y otro por allá. Imagino que en algún momento todo se va a anudar e imagino que de ser así, será increíble. Pero no sé si llegue. Espero llegar. Ese tal Don Draper es un hijo de puta y siento compasión, indentificación y desprecio por él en proporciones similares.

CÓMICAS – Seis años después, Demetri Martin tiene CD/DVD nuevo. Y es un gusto. Su rutina directa, sin transiciones, ahora con un par de garabatos (a diferencia de antes) funciona muy, muy bien. Como extra, y a diferencia de su primer lanzamiento, esta vez el CD no es tan sólo el audio de la presentación filmada. De las dos, ciertamente la mejor es la que está en audio: en un club más pequeño, con mejor timing, se disfruta mucho más que la del DVD, en un teatro, sin interacción del público y en general más fría. Eso sí, el DVD tiene más chistes  e incluye las secciones con soporte visual, que son un gusto. Bien por ambas, francamente.

CINEMATOGRÁFICAS – No recuerdo nada que no sean documentales deportivos, a esta altura del partido. Empecé a ver Amazing Spider-Man, y quedé tirado a los 10 minutos. Haré el intento ni bien postee esto, pero la verdad, le veo más cara de somnífero. De los últimos documentales, sobresale Hoop Dreams, un seguimiento a dos jóvenes promesas que intentan dejar el ghetto a punta de basketball.

Es lunes y el sueño ataca…ya vendrán mejores posts y reflexiones, mientras tanto, el final aquél…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: