La pelota en el palo – The Damned United (2009)

Como otros esperan la segunda venida del mesías y otros esperan la eventual transfiguración de Messi en su avatar de Messías mundialero, algunos esperamos el día en que podamos ir a ver una buena película de fútbol. Intentos hay por montones, la torpe Goal! (2005), la irrisoria (y divertida, sí) Escape to Victory (1981), la que se trataba de otra cosa pero tenía el fútbol como excusa Bend it Like Beckham (2002) y así. Aparentemente, las mejores películas de fútbol son precisamente aquellas que usan el fútbol como excusa, como Bend it y la adaptación de la novela de Nick Hornby Fever Pitch(1997).

Una parte del elenco de The Damned United mirándote fijamente

The Damned United presenta una mirada sencilla y liviana a la pasada de Brian Clough (quizás el técnico más exitoso de la historia del fútbol inglés y si no, el más carismático de todos) por el entonces-todopoderoso Leeds United. Fueron 44 días en que el técnico, que venía de rescatar desde el fondo de la segunda al humilde Derby County y llevarlo en 6 años a ser campéon de Inglaterra, no pudo con la mala leche al interior del camarín de un equipo que él mismo había criticado constantemente en años anteriores. Como adaptación de una novela un tanto más obsesiva y oscura, la película se desmarca de su material original y entrega una visión más simple, sin grandes pretensiones. Quizás esa sea su principal fortaleza. The Damned United no salta a la cancha con ánimos de volverse La Película de Fútbol que todos estamos esperando. Y por eso mismo llega más lejos que varios intentos.

La versión ficcionada

Ciertamente uno de los problemas de toda película de fútbol es tener secuencias de juego que no parezcan horrendamente falsas. The Damned United solo cae una o dos veces, prefiriendo por lo general usar muy juiciosamente material de archivo intercalado, a veces con los actores añadidos en postproducción. Michael Sheen exagera el carisma de Clough, pero con esto compensa la poca dedicación del guión hacia ese aspecto del DT; y Timothy Spall, a quien cuesta sacarse de la cabeza como Wormtail, lo complementa perfecto como Peter Taylor, su compañero en la dirección y amigo del alma. La película termina enganchando hacia esta amistad como temática, en un giro un tanto extraño, una especie de esfuerzo por darle algo de unidad aristotélica a un relato que no lo necesitaba, realmente. Los ejes de la rivalidad con el anterior técnico del Leeds, Don Revie y las obsesiones del mismo Clough bastaban para parar una buena hora y media.

Más allá de pequeñas limitantes como esta, The Damned United es una película entretenida, sencilla y que, si no es la mejor película de fútbol que he visto, al menos pega en el palo.

Y la versión real

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: